Se trata de una playa situada en un entorno natural, acogedora, dividida por una gran cantidad de calas de arena gruesa con rocas trabajadas por el agua y el viento a lo largo de los años. Sus pinadas y la vegetación que la envuelve hace que sea un sitio muy especial, llegando prácticamente a la orilla del mar.

Es accesible en coche y paseando desde la Vía Verde, antiguo trazado de la vía férrea.

*